RSS

Villa Alegre

13 Sep

Este es un relato breve que realicé para un concurso propuesto por un hotel de Villajoyosa,  me ha parecido buena idea ponerlo ahora que acaba el verano y volver, quizás a disfrutar un poco de esos días.

Villa Alegre

Salí temprano, tenía reserva en el hotel Montíboli  en Villajoyosa. Que buenos recuerdos tengo de ese pueblo; la primera vez que vi el mar, mi primer amor de verano… No sé por qué, pero me da buena suerte. 

Qué calor he pasado durante todo el viaje, me voy directa a la playa. Pondré aquí la toalla y me voy al agua.

¡Qué gusto! Lo necesitaba. ¿Pero que hace ese tipo quitando mi toalla?

-¡Eh! ¡Oiga! Esa toalla es mía.

El hombre se dio la vuelta, tenía ese aspecto del que se siente pillado.

-Perdone. Verá…ehm… estuve aquí hace un rato y creo que se me ha debido de caer un papel que necesito imperiosamente. Como no veía al dueño de la toalla me he atrevido a levantarla por si estuviera debajo.

-Ya ¿Y lo ha encontrado?

-Pues no me ha dado tiempo a mirar. ¿Le importa?

Negué con la cabeza  mientras extendía la mano para coger mi toalla. El tipo estuvo removiendo la arena. Apareció un triangulito blanco, tiró de él y salió una servilleta de papel con algo garabateado.

-¡Aquí está! -Exclamo satisfecho -Muchas gracias señorita. Adiós.

-De nada. Adiós. –Me quedé mirándole mientras pensaba: Alto, moreno, bien parecido y qué voz… claro que la trasera tampoco está nada mal.

Bueno, un poco de sol, me seco y al hotel.

-Su habitación es la 222 –decía la recepcionista al tiempo que me daba la llave.

Subí a la habitación, tomé una ducha rápida y bajé al comedor del hotel. No tenía ganas de pensar, ya miraría otros sitios.

Anda, mira. Si está el tipo de la playa. ¡Qué casualidad!, estamos en el mismo hotel. Me está mirando. Se acerca…¡Qué chasco!, no venía por mi, sino a por la persona que estaba detrás mio. Pero me ha sonreído al pasar.

Una comida estupenda, pero el café lo tomaré en la terraza mirando al mar.

Ahí está de nuevo. Lleva una camisa bonita y esas sandalias de piel, tiene buen gusto. ¡Ups!, me ha pillado mirando, qué corte. Se va… ¡No, se viene! 

-Buenas tardes- dijo con aquella voz grave y masculina.

-Buenas- le contesté.

-Me permite invitarla al café. Después de todo siento que se lo debo. Sin su amabilidad no habría podido localizar a un cliente.

-Gracias, pero no he hecho nada especial.

-Si lo hizo, ya lo creo. Miré estoy contento, me voy mañana, no conozco a nadie y me gustaría celebrar mi éxito en compañía. Un café me parece un buen comienzo.

Tomamos café. Luego me invitó a cenar para seguir con la celebración. Yo no tenía otros planes y acepté. Nos separamos hasta las nueve.

Fuimos paseando hasta una pizzería encantadora. La conversación fue tan fluida y divertida que nadie diría que nos acabábamos de conocer.

Después paseamos por la playa. Las sensaciones que me produce me dejan sin habla. En silencio, caminamos sobre la suave, mullida y fría arena, con la música de fondo de las olas al derrumbarse en la orilla y el reflejo de la luna en la negrura del mar. Terminamos sentados en la arena, se cruzaron nuestras miradas y seguidamente cayeron al suelo. Algo acababa de nacer.

Yo sentía como los neurotransmisores hacían su trabajo recorriendo toda mi anatomía, empujándome a lanzarme en sus brazos.

Al final sucedió, era inevitable. Nos besamos envueltos en luna con la banda sonora del mar. Fue una noche maravillosa.

Me despertó el móvil, reconocí la música, tenía un mensaje. “Te espero el sábado a las nueve donde sabes”. Era él.

Lo dije, Villajoyosa, la Villa Alegre, me trae buena suerte.

Yrum, un beso

Anuncios
 
20 comentarios

Publicado por en 13 septiembre, 2012 en Relatos breves

 

Etiquetas: , , , , , ,

20 Respuestas a “Villa Alegre

  1. dolega

    13 septiembre, 2012 at 8:46 PM

    Si que nos hace remontarnos al verano que ya se ha ido. Ahora solo queda esperar el verano que viene.
    Buen relato
    Besazo

     
  2. alterfines

    13 septiembre, 2012 at 9:46 PM

    Uf, esperando un final apocalíptico o de esos que te dan una voltereta, me ha encantado algo tan romántico y tan normalito, pero muy bien contado.

    Un besazo (con gratos recuerdos del verano, ya pasado…)

     
    • murimar

      13 septiembre, 2012 at 9:48 PM

      No me gustan los finales infelices, no creo que lo encuentres en mis relatos, el bueno siempre gana. 🙂

       
  3. Josep

    13 septiembre, 2012 at 10:05 PM

    Ey! A mi me ha gustado mucho,
    son esas cosas que alegran la vida, enhorabuena por las vivencias de esa chica… besos.

     
    • murimar

      14 septiembre, 2012 at 1:09 AM

      Gracias, me ponía en su lugar y lo que más me gustó fue mirarle la trasera 😉

       
      • Josep

        14 septiembre, 2012 at 7:26 AM

        Ains…! En que estarías tú pensando por Dior…!

         
  4. El Fauno

    14 septiembre, 2012 at 9:53 AM

    Me. Encantan los relatos cortos

     
  5. Moneypenny

    14 septiembre, 2012 at 10:45 AM

    Me gusta. Creo que esas sensaciones las hemos tenido todos alguna vez , lo que pasa es que hace ya tanto tiempo……jeje

    Besos

     
  6. Dessjuest

    14 septiembre, 2012 at 11:00 AM

    A mí nunca me han pasado esas cosas, siempre que me acercaba a una desconocida a invitarla a un café o lo que fuera me mandaba a mamarla, veia los anuncios de “impulso” y regalaba una margarita, no, no funcionaba tampoco.

    En fin, que al menos en la ficción esas cosas si que pasan.

    Besos.

     
    • murimar

      17 septiembre, 2012 at 7:52 PM

      Pero eso es por tu trasera, si la tuvieras como él otro gallo cantaría. 🙂

       
  7. Territorio sin dueño

    14 septiembre, 2012 at 2:53 PM

    Una bonita historia, que a todos tendría que pasarnos alguna vez en la vida…no puedor, soy una romántica empedernida.

     
    • murimar

      17 septiembre, 2012 at 7:53 PM

      Sí, es verdad, aunque yo no me puedo quejar, de esas en la intimidad tengo todas las que quiero.:mrgreen:

       
  8. Nieves

    15 septiembre, 2012 at 3:16 AM

    Je, un final feliz no es un final… en el buen sentido, no? Besos.

     
    • murimar

      17 septiembre, 2012 at 7:55 PM

      Que malota, pues un final infeliz podría ser que no pasara nada o meter gore y ¡no por favor, gore no!:)

       
  9. inspiracion1971

    16 septiembre, 2012 at 1:04 PM

    Es… una historia de amor.. maravillosa, donde el destino se ha empeñado en unir a dos almas que estaban predestinadas. No es que sucedan estas cosas, sino, que tu medio trocito de chocolate te está esperando, y no sabes cuando te va a encontrar, ni en que momento. He disfrutado con la lectura. Besos. 🙂

     
    • murimar

      17 septiembre, 2012 at 8:04 PM

      Gracias, era sencilla pero emotiva.

       
  10. Facundo

    24 septiembre, 2012 at 4:35 AM

    ¡Vaya vaya! Me ha recordado un relato un poco más extenso que escribí hace un par de años. Lo publicaré ya luego en mi bitácora. Creo, sin embargo, que a veces me paso de políticamente correcto. Eso del traserillo ha estado interesantísimo viniendo de una chica. ¡Vaya veranos! Acá, en el trópico, vivimos un verano (o primavera) perpetuo. A ver si te animas a dejarte caer por aquí un día de estos. Me ha gustado mucho. Un abrazo desde Guatemala, el país de la eterna primavera.

     
    • murimar

      24 septiembre, 2012 at 8:53 PM

      Gracias Julio. Me encantaría ir, pero tantas horas de avión como que se me pone muy cuesta arriba. De todas formas no lo descarto. Un beso fuerte.

       

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

mmuarg

Un lugar para desconectarme

Edil-Montes

Joven escritor

Camino a la voz del corazón

Palabras que llegan con el viento, ríos, y rayos de sol, al corazón de un aprendiz de la poesía

ENLAZANDOWEB

Web 2.0 y startups

begcabal.wordpress.com/

El mundo visto desde mi asteroide

El bosque de la larga espera

Πᾶν τὸ ἐνεστὼς τοῦ χρόνου στιγμὴ τοῦ αἰῶνος

El Blog de Arena

Lo que hoy tenga en mente. Mañana no sé.

Navegando con Red - Fernando Tellado

… blog personal de Fernando Tellado

Amigos de UPyD Collado Villalba

UPyD - Collado Villalba - UPD - Unión, Progreso y Democracia

miguel ángel casas benítez

Un balcón donde encontrar el paradigma de lo casual

cruzdelsur

Vivencias, pensamientos y sentimientos durante este camino ... llamado VIDA...Experiences, thoughts and feelings during this journey ... called Life.

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Mi obra: toda una vida

Pintura, palabras, imágenes... emociones que he vivido

velonegro

Poesía, literatura y otras experiencias

Avernolandia's Blog

Una visita a tu lado oscuro.

EL SITIO DE MI RECREO

DEDICADO A LA GENTE DE MI GENERACION QUE NO CAMBIO EL MUNDO, PERO AL MENOS LO INTENTAMOS.

ZUVUYA ZONE

SORTIJAS DE SUEÑOS...

A %d blogueros les gusta esto: