RSS

Archivo de la etiqueta: Mujer

Microrrelatos Yrum- Si yo fuera el hombre 4

 

 

Si yo fuera el hombre: no me importaría reconocer que lo que sé de sexo lo aprendí en conversaciones de machos donde ninguno yerra, cada uno es el mejor, el líder, el campeón y todos salen victoriosos, los grandes adalides del sexo. Cuantos generales para un acto de amor.

 
27 comentarios

Publicado por en 11 octubre, 2012 en Varios

 

Etiquetas: , , , , , ,

Microrrelatos Yrum- Si yo fuera el hombre 2

Si yo fuera el hombre: no me impediría aprender que no te ofrecerás a mí solo con mostrar el deseo imperecedero que marcan mis pantalones.

Que tu deseo no aparecerá como el mío cuando las hormonas se desborden en mi torrente sanguíneo.

Tu deseo es más elaborado, no es como el interruptor que llevo conectado. Clic-clac.

Yrum, un beso

 
55 comentarios

Publicado por en 18 septiembre, 2012 en Microrrelatos

 

Etiquetas: , , , , , , , ,

Tu trampa

Tu trampa

Tu y yo somos incompatibles, en mi anidaron las reivindicaciones femeninas desde la más tierna infancia y tu eres de esos a los que le gusta mandar, tener la última palabra, ponerte por delante en todas las cosas, ser admirado y relegar a la mujer al terreno de lo inexistente, del placer sexual, procreadora de tus descendientes, todo títulos necesarios para ser bien visto en la sociedad de machos: “padre de familia”. La mujer que tu necesitas es diferente a mí, una mujer machista que acepte sin más tus máximas o tal vez egoísta que le importe un pito lo que pienses con tal de pillar cacho o pudiera ser una mujer sin mente, lo tendrías muy fácil. Pero yo no estoy a tu alcance.

No gracias, no necesito que cambies por mí, no lo harás, tus palabras las pone el deseo en tu boca, no la cordura. No caeré en esa trampa, no lo haré otra vez.

Yrum, un beso

 
14 comentarios

Publicado por en 6 septiembre, 2012 en Microrrelatos

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Menopausia a mí

Y una vez más nos toca. Los cambios hormonales por los que pasamos las mujeres a partir de que nos baja la primera regla nos persiguen durante el resto de nuestra vida fértil y se ponen muy pesaditos al final de la misma con la menopausia. Algunas mujeres lo pasan muy mal con estos bailes de niveles de hormonas en el cuerpo y otras no tanto. Para tener una visión sobre lo que está sucediendo en tu cuerpo al llegar a esta fase he recopilado información de aquí y de allá que espero te sea útil.

Llamamos menopausia al periodo en el que la regla deja de seguir un ciclo mestrual regular (¡ Atención! los ciclos menstruales regulares pueden continuar hasta la menopausia), presentan una duración y una cantidad de flujo variable. Ahora a este periodo lo denominan técnicamente perimenopausia (antes climaterio) y  llaman, técnicamente, menopausia a la falta de menstruación que se confirma tras 12 meses sucesivos sin menstruación (amenorrea), siempre que su causa no sea física o psíquica.

La menopausia artificial deriva de una intervención médica  como es la cirugía donde se  extirpan los ovarios,  la quimioterapia o la radioterapia sobre la pelvis (incluyendo los ovarios) para tratar el cáncer.

La intervención quirúrgica en que se extirpa el útero (histerectomía) tiene como efecto la suspensión de la menstruación, pero no afecta a la cantidad de hormonas mientras los ovarios sigan intactos y, por tanto, no provoca menopausia.

La perimenopausia es el periodo de cambios graduales que llevan a la menopausia. Durante este periodo, se reduce la velocidad de producción de estrógeno y los niveles del mismo varían, siendo, cada vez menos los ciclos que liberan un óvulo. ¡Ojito, muchas mujeres han quedado embarazadas en esta etapa!

La edad y los síntomas de la menopausia pueden tener una influencia genética fuerte. Suele aparecer entre los 45 años y  52 años, algunas pueden experimentarla a los 35 años. Como regla empírica, la mujer que empezó más joven la menstruación es más probable que experimente la perimenopausia antes.

Su duración puede ser de unos meses o algunos años. Son esos cambios en la velocidad de producción de estrógeno los responsables de que los ciclos sean irregulares  atrasos, adelantos, ausencia por algunos meses y de la aparición de los sofocos como síntoma más conocido de la perimenopausia. (Mira, ahora me está dando uno, voy a por el abanico).

Veamos algunos de los síntomas que se han observado durante la perimenopausia que pueden ser suaves, moderados, agudos e incluso inexistentes.

Los sofocos afectan al 75 por ciento de las mujeres, yo incluida. Son un acceso de calor, la piel, en especial la de la cabeza y el cuello, se pueden poner roja y caliente ( Esto a mí no me pasa) y la sudación puede ser intensa ( La mía moderada). La mayoría de las mujeres tienen sofocos durante más de un año (Qué me lo digan a mí)  y del 25 al 50 por ciento los padece durante más de cinco años (Virgencita que no me toque); duran de 30 segundos a 5 minutos y pueden seguirse de escalofríos. La sudación nocturna es un factor de perturbación del sueño y empeora el cansancio y la irritabilidad (Y una estupidez, ¡no me digas!, despertarse solo para saber que estas sudando).

Síntomas psicológicos y emocionales como fatiga, irritabilidad, insomnio y nerviosismo pueden estar causados por la disminución de los estrógenos. En ocasiones, la mujer puede sentirse mareada, tener sensación de hormigueo (pinchazos) y percibir los latidos de su corazón, que parece palpitar con fuerza (Nada, de todo esto nada de nada).

Puede aparecer incontinencia urinaria, inflamación de la vejiga y de la vagina, y sentir dolor durante el coito debido a la sequedad vaginal (Sí, esto se remedia con lubricantes, no hay problema). Incluso, puede aparecer una sensación dolorosa en los músculos y las articulaciones. (Nada, pasa palabra)

Los síntomas de la perimenopausia son diferentes e individuales en cada mujer. Algunas experimentan síntomas que sus amigas nunca sufren. La duración y severidad de los síntomas son variables.

Aproximadamente en el mundo occidental el 12% de las mujeres no experimentan síntomas menopáusicos y el 14% experimenta intensos problemas físicos o emocionales.(Yo me he quedado en el 73% restante, ¡Cachis!)

La menopausia es una parte natural de la vida porque todas las mujeres lo pasamos, algunas con más dificultad que otras, pero para nada significa que estemos acabadas como mujeres por el mero hecho de no engendrar hijos. A algunas esto os sonará extraño, pero era un concepto, que aún a mediados del siglo XX, se tenía de la mujer menopáusica, se solía decir de ellas que estaban “secas”. A sí que ya sabeís, a disfrutar, ya no tendremos el miedo al embarazo, ni cargaremos con el arsenal de compresas y tampones. Eso sí, a ver cuando se acaban de una vez estos malditos sofocos.

 

Mury, un beso.


.

 
18 comentarios

Publicado por en 6 agosto, 2012 en Medicina, Varios

 

Etiquetas: , , , , , ,

 
~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

mmuarg

Un lugar para desconectarme

Edil-Montes

Joven escritor

Camino a la voz del corazón

Palabras que llegan con el viento, ríos, y rayos de sol, al corazón de un aprendiz de la poesía

ENLAZANDOWEB

Web 2.0 y startups

begcabal.wordpress.com/

El mundo visto desde mi asteroide

El bosque de la larga espera

Πᾶν τὸ ἐνεστὼς τοῦ χρόνου στιγμὴ τοῦ αἰῶνος

El Blog de Arena

Lo que hoy tenga en mente. Mañana no sé.

Navegando con Red - Fernando Tellado

… blog personal de Fernando Tellado

Amigos de UPyD Collado Villalba

UPyD - Collado Villalba - UPD - Unión, Progreso y Democracia

miguel ángel casas benítez

Un balcón donde encontrar el paradigma de lo casual

cruzdelsur

Vivencias, pensamientos y sentimientos durante este camino ... llamado VIDA...Experiences, thoughts and feelings during this journey ... called Life.

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Mi obra: toda una vida

Pintura, palabras, imágenes... emociones que he vivido

velonegro

Poesía, literatura y otras experiencias

Avernolandia's Blog

Una visita a tu lado oscuro.

EL SITIO DE MI RECREO

DEDICADO A LA GENTE DE MI GENERACION QUE NO CAMBIO EL MUNDO, PERO AL MENOS LO INTENTAMOS.

ZUVUYA ZONE

SORTIJAS DE SUEÑOS...