RSS

Archivo de la etiqueta: reencarnación

Relatos Yrum- Sonda 25

Sonda 25

Nada hacía pensar, en la primera década del siglo XXI, que en tan solo cuarenta años pudieran obtenerse semejantes logros.

25 de Octubre de 2051. Conferencia de prensa, proyecto “ G235”. Habla el responsable del proyecto.

Como sabrán, debido a las dificultades que entraña enviar seres vivos más allá de nuestro sistema solar, las  naves no tripuladas eran la mejor opción que teníamos para alcanzar lugares extremos. Los enormes avances en nanotecnología han permitido crear naves tan pequeñas como una mota de polvo.

El primer proyecto que se hizo viable, las sondas Von Neumann, fueron enviadas a la Luna. Auto-replicándose exponencialmente,  alcanzaron el número de  diez millones. Todo un enjambre de nanonaves.

Como recordaran, aquella primera misión fue todo un éxito. (Aplausos) El proyecto “G 235”, que hoy nos ocupa, podemos decir que también lo ha sido. Proyectamos enviar aquel enorme enjambre de sondas, que esperaban en la Luna, con destino al planeta G 235.  Y hoy podemos comunicarles que estas han llegado a su destino el 20 de Octubre. (Aplausos). Desde hoy el planeta conocido como  G325,  ha sido rebautizado como Nanón, por estas  nanonaves que llegaron hasta allí.

Los costes del proyecto, económicamente hablando, han sido mínimos. Las dificultades muchas. De todas las sondas enviadas solo un 34 % alcanzó su destino. Pueden parecer  pocas, pero en realidad, esperábamos un porcentaje menor. De hecho temíamos que el total del enjambre fuera aniquilado.

Las mayores perdidas se produjeron por bolsas de antimateria. Sabíamos que en el espacio se encuentran desperdigada esta sustancia que coincide con la materia que conocemos pero con signo contrario, el protón tiene carga negativa y el electrón positiva y cuando se encuentran y chocan se destruyen mutuamente produciendo una emisión de rayos gamma con una potencia de 1,2 electronvoltios. Sin embargo debemos informarles que esta pérdida no es tal. Ahora que sabemos dónde se encuentran, en un futuro cercano, podremos cosecharlas para producir energía más barata, limpia y duradera.

En un menor porcentaje, otras sondas se perdieron por desviaciones de campos magnéticos y eléctricos. Para esta contingencia estábamos preparados y todas las sondas desviadas están siendo monitorizadas. Nos darán información de los lugares en los que finalmente se posen.

Tenemos un gran trabajo por delante. Aun quedan por investigar un 0,35% de las desapariciones, de las que desconocemos su causa y procesar toda la información que vayan enviando las sondas. Les mantendremos informados.

Podemos confirmar que a partir de hoy se abre ante la humanidad una nueva era en la conquista del espacio. (Aplausos)

Muchas gracias por su presencia.

——–

Un enjambre de sondas espaciales del tamaño de partículas de polvo recorre el espacio. En una de aquellas nanonaves…

He despertado sintiéndome extraño. Al principio no sabía que sucedía. Lentamente fui tomando consciencia de mi estado. Me sentía pequeño, no, pequeñísimo, tampoco. No, no es la palabra adecuada, ¿minúsculo?… ¡la tengo!, microscópico.

Si pudiera hacer un símil corporal, tendría el corazón en las amígdalas, de las orejas saldrían mis piernas y el ano no sabría donde ubicarlo. Me siento más comprimido que un archivo zip.

Todo esto es muy raro. Ayer leía un libro sobre la reencarnación, las cosas que me interesaban instalado en la vejez, cuando me quede profundamente dormido. Y hoy, ¿o sería mejor decir ahora?. En realidad no sabría decir cuanto tiempo he estado durmiendo; lo mismo ha sido una pasada de mosca como toda una vida, que decía el bolero. El caso es que ahora que estoy despierto me siento distinto, extraño, comprimido.

Pero no puedo acordarme de cómo he llegado hasta aquí. Por más que me esfuerzo no logro ver lo que ha sucedido. ¿Me habré reencarnado?  La única certeza que tengo es mi nombre, 25. Menudo nombrecito, un número y una horterada. O estaré en el mundo de Orwel 1984 donde todos los seres humanos eran números. ¡Uhm!

¡Espera!…, si yo me llamaba José Luís. Empiezo a entrever que debe de ser verdad, que  me he reencarnado, pero está claro que este no es un cuerpo humano. Creo que tendré que esperar algo más, habituarme a este nuevo estado, como un recién nacido se acomoda a su cuerpo fuera del seno materno.  ¡Uf! ¡Qué lío por dios! me empieza a marear. Es como si estuviera viajando a la velocidad de la luz…¡!

Un momento… ¡Si  me muevo!

Sí, estoy viajando y a una gran velocidad.  A ver,  tengo que centrarme…. Así, muy bien, poco a poco… Puedo percibir  que no estoy solo, siento  que voy acompañado por miles de cuerpos como el mío. ¿He dicho miles?, son millones. ¡Estoy perplejo!

Déjame pensar un poco. Veamos… viajamos en masa con la misma dirección, ¿a la velocidad de la luz?, afirmo, a la velocidad de la luz. Pero; ¿Qué hago yo aquí? ¿A dónde vamos?, y ¿Quienes somos?

Veré si todos estos que me acompañan me pueden decir algo. Espero que no se encuentren en la misma situación que yo, porque entonces lo llevo claro. Y cómo me comunico, ¿telepatía? No me queda otra porque esto no tiene boca, ni aparato fonador, ni nada que pueda servir para emitir sonidos.  Tendrá que ser telepatía. Aunque no lo he probado nunca y no sé muy bien cómo hacerlo. Pensaré “hola” en la dirección de los que tengo a mi derecha.

¡Una explosión!, uno de los cuerpos que me acompañan acaba de explotar.  Me está entrando miedo.

Grr…¡Mmm! ¿Qué es esto? Siento un cosquilleó. ¡Qué raro! Oigo una voz. No, no oigo pero entiendo lo que dice: “Enviadas diez millones de sondas Von Neumann… eliminadas 6% del total… desviadas por campos magnéticos y eléctricos 3% del total…”  Parte de esa información la han sacado de mi. ¿Acaso me están controlando? ¿Seré yo una de esas sondas? Estoy mas perdido que una moneda en un bolsillo roto. ¿Cómo podría averiguarlo? porque si soy una de esas sondas corro un grave peligro. Ahora sí que tengo miedo.

Primero necesito saber en qué parte de este enjambre me encuentro. Recuerdo que los animales emplean este sistema masivo para protegerse mejor y que los que ocupan el centro se libran del peligro con más probabilidad que los externos. Sí, además es el lugar donde ponen a las crías, de eso también me acuerdo, aunque también van rotando su posición de dentro a fuera para ahorrar energía. Espero que eso no pase aquí. Aunque por otro lado serían unos ineptos si no lo hicieran. ¡Pero que digo, para mi sería contraproducente!

No sé como mirar fuera, no tengo ojos. Seré tonto, si acabo de percibir la explosión. ¡Ah! la costumbre de tener cuerpo humano.

Grr…Un momento…se están comunicando conmigo “máquinas, sección 26D siguiente posición anillo central”.  

Me mueven, ¡eh eh eh! esto está dando vueltas. Qué mareo… ¡Uff! ya me encuentro mejor, menos mal.

Ahora que me encuentro en el protector interior podré despreocuparme y tratar de averiguar algo más. La comunicación que he recibido antes de que me movieran me ha llamado máquina. Tengo que comprender esto de máquinas… Esto debe ser una broma pesada. Cómo se van a hacer máquinas tan pequeñas, si los componentes son microscópicos. Necesito información. ¡Hola, hola! Nada, todos estos chismes no contestan.

Cada vez estoy más seguro de que soy uno de ellos, pero no llego a entender que pueda ser una máquina. Claro que si lo soy tendré la misma información. A ver cómo puedo acceder. ¡Ah que fácil! es como comer, dormir o abrir los ojos. Simplemente lo haces. Veamos… ¡qué interesante! O sea, que puedo clonarme. Ja, ja, ja…voy a ser papá. Lástima que no necesite una mamá.

Grrr…Una nueva comunicación… “localización del enjambre próximo al exterior del sistema solar. Máquinas pasen a formación de gusano. Evitar el cinturón de asteroides culebreando”.

Esto cada vez es más inquietante. Tengo que averiguar toda la información si no quiero volverme loco…

No sé qué pensar. Soy una máquina del tamaño de una partícula de polvo, una microscópica nave espacial llamada sonda Von Neumann, con la capacidad de replicarme y crear, junto al resto, una emisora de radio con los minerales del lugar a donde vayamos. No sé si alegrarme o entristecerme. No entiendo qué hago aquí, ni cómo he llegado a tener un cuerpo mecánico. Creo que el que estén formadas por componentes tan pequeños como células me han confundido, he debido pensar que sería un ser vivo al tener la capacidad de reproducirse. Un error de bulto.

¡Qué porras, esto no lo ha vivido cualquiera!

Grr… Me hace cosquillas. Están sacando la información que se ha ido almacenando en mi disco, ahora vendrá un recuento. “Perdidas por explosión … 75% continúa en camino”.

¡Miércoles! este viaje es muy peligroso. Pero claro, como somos máquinas, ¡A quién le importa!Pero qué estoy diciendo, si son máquinas, no sienten… Solo yo pienso, siento… y estoy solo y seguiré solo allí a donde vaya y no lo podré contar a nadie.

Grr… “máquinas, sección 26D siguiente posición anillo exterior”.

¡No, no, no!. No quiero volver allí afuera, podría morir y acabo de llegar. Me niego a obedecer.

—–

Sala de control del proyecto “planeta G235”.

-Señor, la nave 25 no responde a las ordenes y está emitiendo un SOS.

-Vamos Fernández, no me diga que no sabe resolver un simple fallo de programación.

-¿Eh?…¡Ah, claro, claro! Perdone,… yo pensé que… como dijo …

-Ande, ande, vuelva y haga su trabajo. Y deje de pensar en Ciencia Ficción.

El ingeniero llegó a su mesa de control  dirigió su dedo hacia el botón que enviaría a 25 al anillo exterior y se quedó con el dedo en alto. Pensó un momento en aquel SOS. ¿Acaso una de aquellas sondas habría adquirido la capacidad de pensar? Era el “Santo Grial” de la ingeniería robótica. Algo que cientos de ingenieros, incluido él, llevaban buscando desde hacia casi un siglo.

Meneo la cabeza para espantar aquellos pensamientos, sabía que aún aquello era imposible y apretó el botón.

La sonda 25 se vio impulsada a la nueva posición. No habían pasado un par de minutos cuando se produjo una nueva secuencia de explosiones. En el lugar de la sonda 25 fueron detectados 1,2 electronvoltios de rayos gamma, indicador de un choque contra la antimateria. La partícula 25 quedó en el panel en rojo intermitente, junto a varios miles más de intermitentes puntos rojos que señalaban la situación de bolsas de antimateria.

——-

Comunicado para el responsable del proyecto “planeta G235”.

20/ Octubre/ 2051.

“Felicitaciones. Las sondas han llegado. El 65,89% han sido eliminadas o desviadas de su destino. Sin duda, un porcentaje menor del estimado. Esperamos que en el plazo establecido tengamos más noticias.”

Yrum, un beso

Anuncios
 
8 comentarios

Publicado por en 12 julio, 2012 en Ciencia Ficción, Relatos breves

 

Etiquetas: , , , , ,

 
~El carpe diem en su mejor verso

"La inspiración te busca, deja que te encuentre aquí."

lazonanocupada.wordpress.com/

Este espacio es Terreno Neutral, un refugio para apátridas por voluntad propia en el que sentirnos al menos por un rato libres y al margen de Leyes y Normas. Una Tierra que al no pertenecer a nadie nos pertenece a todos.

Edil-Montes

Joven escritor

Camino a la voz del corazón

Palabras que llegan con el viento, ríos, y rayos de sol, al corazón de un aprendiz de la poesía

ENLAZANDOWEB

Web 2.0 y startups

begcabal.wordpress.com/

El mundo visto desde mi asteroide

El bosque de la larga espera

Πᾶν τὸ ἐνεστὼς τοῦ χρόνου στιγμὴ τοῦ αἰῶνος

El Blog de Arena

Lo que hoy tenga en mente. Mañana no sé.

Navegando con Red - Fernando Tellado

… blog personal de Fernando Tellado

Amigos de UPyD Collado Villalba

UPyD - Collado Villalba - UPD - Unión, Progreso y Democracia

cruzdelsur

Vivencias, pensamientos y sentimientos durante este camino ... llamado VIDA...Experiences, thoughts and feelings during this journey ... called Life.

SINSUEÑO

todavía recuerdo cuando podía dormir

Mi obra: toda una vida

Pintura, palabras, imágenes... emociones que he vivido

velonegro

Poesía, literatura y otras experiencias

Avernolandia's Blog

Una visita a tu lado oscuro.

Non Perfect. El blog imperfecto.

El título, lo dice todo...Bienvenidos.

alterfines

Caricias en el lomo (con las uñas cortadas)

El Cantador

Esto pretende ser la versión digital de un Libro de Poesías en Prosa, Relatos, Expresión y Comedia Humana, como a manera de tratar de llegar a algunos de los que me conocen de toda la vida, y siendo yo un hombre de actitudes; nunca pudieron realmente conocer mis sentimientos.

VIOLETASDORMIDAS

De tantas cosas..